El Gran Volante Pedro Ruiz olvidado por el futbol y autoridades Huaralinas

0
El gran Pedrito Ruiz olvidado

El gran Pedrito Ruiz olvidado

Me escribe un hincha de Sporting Cristal y me refiere que hace poco tuvo la suerte de conversar con Pedro Ruiz, aquel gran volante que tuvo el fútbol peruano en la década del 70 y 80.

En junio también lo vi cuando la municipalidad de Huaral invitó a un grupo de periodistas a la inauguración de un complejo deportivo en la “ciudad de las naranjas”. Pedro caminaba mal. Rengueando. Sufría de una lesión ya crónica que la adquirió en la época de futbolista, como muchos otros de su tiempo. Es que antes no había la tecnología médica que hay ahora. Además, hoy, si a un jugador le duele la uña, se niegan a jugar, así el médico diga lo contrario.

En ese tiempo, a los jugadores les dolía el muslo, la pierna, la cadera, posiblemente de un golpe o incluso un desgarro, pero igual jugaban al día siguiente, muchos dicen que por amor a la camiseta, otros podrían calificarlo de ignorancia. Lo cierto es que hoy muchos de estos futbolistas, como Pedrito Ruiz, sufren el abandono de los clubes.

El aficionado me decía que los jugadores que militan en el exterior deberían hacer un fondo para aquellos elementos que vistieron la camiseta nacional en el pasado y hoy sufren el olvido y penurias económicas.

Y me decía que, por ejemplo, ese fondo serviría para operar a Pedro Ruiz y a tantos otros a quienes el fútbol los dejó convalecientes.

Recordemos que el gran Toto Terry también vivió sus últimos años con una lesión crónica. El tema va para la polémica. Pero no está mal que se pueda discutir.

La Agremiación, por ejemplo, podría establecer una cláusula para que aquellos futbolistas que logran contratos millonarios en el exterior puedan aportar un pequeño fondo, no para darle una pensión vitalicia a ex jugadores, pero sí para medicamentos, operaciones o algún imprevisto.

Es cierto que muchos grandes ex jugadores no tenían una vida muy disciplinada y derrocharon lo que ganaban. Pero las suman de hoy no tienen punto de comparación con lo que ellos ganaban.

En su momento, Hugo Sotil fue millonario, pero lo malgastó todo. Hoy, aún gastándose 1,000 dólares diarios, Farfán, Pizarro, Guerrero y Solano, jamás estarán en bancarrota, hasta el final de sus días.

Fuente: Perú 21

Share.

About Author

Leave A Reply

*