Las temidas infecciones vaginales pueden prevenirse

3

CUIDADO CON PRENDAS SINTÉTICAS Y AJUSTADAS

Las infecciones vaginales pueden presentarse en cualquier etapa de la vida, sin embargo la gran mayoría de peruanas le presten la atención que se merece recién cuando llevan una vida sexual activa. La Dra. Elena Calle Teixeira, ginecóloga de la Clínica San Pablo, explica que esto se debe a que gran parte de las mujeres presumen que infección vaginal es sinónimo de enfermedad de transmisión sexual.

CUANDO LA MODA SI INCOMODA

Algunos hábitos inadecuados de higiene y estilos de vestir pueden provocar desequilibrios en la vagina y desencadenar una infección vaginal. Actualmente existe una gran tendencia a usar ropa interior sintética o pantalones muy ceñidos. Estas prendas al igual que el uso de productos de higiene femenina perfumados suelen ser los responsables de las tres infecciones más comúnes de nuestro medio: la vaginosis bacteriana, la candidiasis vulvovaginal y la tricomoniasis.

La especialista explica que la infección vaginal es una condición física seria que requiere tratamiento en todas las etapas de la vida. Precisa que los síntomas más comunes son el flujo vaginal anormal, comezón, ardor, mal olor, molestias al orinar o dolor al momento de tener relaciones sexuales.

Según precisa la Dra. Calle Teixeira el diagnosticar una infección vaginal se dificulta por la aparición de una mezcla de síntomas comunes que se manifiestan en las diferentes infecciones y porque determinar el origen de la infección a través de los exámenes de laboratorio tarda unos días. “Ante ello los ginecólogos solemos realizar un diagnóstico basado en las características clínicas, tomando en cuenta las molestias que tiene la paciente y las características del flujo. Lo más acertado en estos casos es iniciar una terapia localizada, combinada, potente y efectiva con fármacos que contengan metrodinazol y miconazol, pues esta combinación se evita la recurrencia de la infección y a diferencia de las terapias orales que hasta hace poco eran la única solución, no causa molestias gastrointestinales.

PREVINIENDO DIA A DIA

La Dra. Calle sostiene que a pesar de la alta incidencia de infecciones vaginales, sobre todo en los meses de verano, existen algunas acciones concretas que ayudan a prevenirlas. Entre ellas destaca el uso de ropa interior de algodón y no ajustada, evitar el uso de trajes de baño mojados por mucho tiempo, cambiar las toallas sanitarias frecuentemente y dormir con ropa amplia y cómoda. También recomienda ser cuidadosas con el uso de las duchas vaginales, utilizar productos de higiene femenina sin perfume y mantener una dieta saludable.

SANDRA ESQUEN

Share.

About Author

Leave A Reply

*

Las temidas infecciones vaginales pueden prevenirse

3

CUIDADO CON PRENDAS SINTÉTICAS Y AJUSTADAS

Las infecciones vaginales pueden presentarse en cualquier etapa de la vida, sin embargo la gran mayoría de peruanas le presten la atención que se merece recién cuando llevan una vida sexual activa. La Dra. Elena Calle Teixeira, ginecóloga de la Clínica San Pablo, explica que esto se debe a que gran parte de las mujeres presumen que infección vaginal es sinónimo de enfermedad de transmisión sexual.

CUANDO LA MODA SI INCOMODA

Algunos hábitos inadecuados de higiene y estilos de vestir pueden provocar desequilibrios en la vagina y desencadenar una infección vaginal. Actualmente existe una gran tendencia a usar ropa interior sintética o pantalones muy ceñidos. Estas prendas al igual que el uso de productos de higiene femenina perfumados suelen ser los responsables de las tres infecciones más comúnes de nuestro medio: la vaginosis bacteriana, la candidiasis vulvovaginal y la tricomoniasis.

La especialista explica que la infección vaginal es una condición física seria que requiere tratamiento en todas las etapas de la vida. Precisa que los síntomas más comunes son el flujo vaginal anormal, comezón, ardor, mal olor, molestias al orinar o dolor al momento de tener relaciones sexuales.

Según precisa la Dra. Calle Teixeira el diagnosticar una infección vaginal se dificulta por la aparición de una mezcla de síntomas comunes que se manifiestan en las diferentes infecciones y porque determinar el origen de la infección a través de los exámenes de laboratorio tarda unos días. “Ante ello los ginecólogos solemos realizar un diagnóstico basado en las características clínicas, tomando en cuenta las molestias que tiene la paciente y las características del flujo. Lo más acertado en estos casos es iniciar una terapia localizada, combinada, potente y efectiva con fármacos que contengan metrodinazol y miconazol, pues esta combinación se evita la recurrencia de la infección y a diferencia de las terapias orales que hasta hace poco eran la única solución, no causa molestias gastrointestinales.

PREVINIENDO DIA A DIA

La Dra. Calle sostiene que a pesar de la alta incidencia de infecciones vaginales, sobre todo en los meses de verano, existen algunas acciones concretas que ayudan a prevenirlas. Entre ellas destaca el uso de ropa interior de algodón y no ajustada, evitar el uso de trajes de baño mojados por mucho tiempo, cambiar las toallas sanitarias frecuentemente y dormir con ropa amplia y cómoda. También recomienda ser cuidadosas con el uso de las duchas vaginales, utilizar productos de higiene femenina sin perfume y mantener una dieta saludable.

SANDRA ESQUEN

Share.

About Author

Leave A Reply