Labor de Comisión de Indulto permitió que 211 internos recuperen libertad

2
Trabajo realizado en los establecimientos penitenciarios de todo el país

Trabajo realizado en los establecimientos penitenciarios de todo el país

El trabajo realizado en los establecimientos penitenciarios de todo el país por la Comisión de Indulto y Derecho de Gracia por Razones Humanitarias y Conmutación de Pena del Ministerio de Justicia ha logrado que 211 internos recuperen su libertad en lo que va del año, informó su presidente Miguel Facundo Chinguel.

“Este resultado ha sido posible gracias a la decisión de la ministra de Justicia, Rosario Fernández, quien dispuso que la Comisión trabaje de manera permanente en los penales, analizando cada caso directamente con el interno, eliminando las trabas burocráticas y la corrupción. Al ser el trámite directo y gratuito, hacemos realidad el lema de la ministra: cero costo, cero corrupción”, explicó.

Penal de Lurigancho: De 4,000 expedientes analizados 1,500 fueron calificados en todo el país.

Penal de Lurigancho: De 4,000 expedientes analizados 1,500 fueron calificados en todo el país.

Facundo explicó que en lo que va del año, se han elaborado aproximadamente 4,000 expedientes, que han sido analizados “uno a uno” por la ministra Fernández, de los cuales 1,500 han sido calificados y, a su vez, 211 de ellos obtuvieron la gracia presidencial. De ellos, 46 corresponden a indultos por razones humanitarias y 165 por conmutaciones de pena.

El presidente de la Comisión anunció que la meta para fin de año es lograr que los 1,500 expedientes calificados puedan derivar en la liberación de aquellos internos que presentaron su solicitud. Asimismo, resaltó que el éxito es notorio debido a que durante el año 2007, sólo 28 internos lograron su libertad a través de las gracias presidenciales.

EN EL LUGAR DE LOS HECHOS
Facundo explicó que por disposición de la ministra de Justicia, la Comisión trabaja en el Establecimiento Penitenciario de Lurigancho, pues cuenta con la mayor población penal del país. “Para nosotros no hay feriado, trabajamos de lunes a sábado de 8 a 6 de la tarde y nuestro almuerzo es preparado aquí mismo para no perder tiempo”, reveló.

La labor de la Comisión que preside -instalada el 3 de enero pasado- se realiza a nivel nacional, el mismo trabajo que cumplen a diario en Lurigancho se efectúa una vez por semana en los otros penales de Lima y Callao y una vez al mes en el interior del país.

La Comisión es integrada por cinco comisionados, cinco promotores y 15 asistentes, entre practicantes y secigristas. Fue creada durante el primer gobierno del presidente Alan García, en cuyo periodo se concedió gracias presidenciales a aproximadamente 5,000 internos; durante el régimen de Alberto Fujimori, la recuperaron unos 400 internos y durante el mandato de Alejandro Toledo, se concedió a 186 internos.

Comisión de Indulto:Trato directo han humanizado el proceso y eliminado la corrupción

Comisión de Indulto:Trato directo han humanizado el proceso y eliminado la corrupción

PASO A PASO
Por su parte, el coordinador de la Comisión en el penal de Lurigancho, Manuel Carrera explicó que un proceso de indulto o conmutación de pena se inicia convocando a los internos en sus mismos pabellones y, tras la presentación de la copia certificada de su sentencia, se analiza personalmente su caso.

“El 6 de agosto, el presidente García firmó 165 indultos, de los cuales, 65 correspondían a Lurigancho. Sin embargo, esto no es suficiente para nosotros, por eso seguimos trabajando con más ahínco, con el apoyo de su director y la Oficina de Tratamiento Penitenciario, que nos remite con rapidez los documentos que requieren los internos. Además, el trato directo con ellos hace más humano al proceso”, señaló.

Luego, se realiza la precalificación y se envía un oficio al penal para que remita los certificados de conducta y no fuga, además de la información social y sociológica. Una vez completado el expediente, pasa a la Comisión para su aprobación.

Dentro de los parámetros establecidos para estos procesos, se ha establecido que los internos primarios deben haber cumplido un tercio de su sentencia y los reincidentes la mitad. La prioridad para el inicio del proceso es favorecer a quienes tienen mayor tiempo de reclusión.

La mayoría de beneficiados cumple condena por delitos de hurto, robo simple y tráfico ilícito de drogas cuando el sentenciado no tenía en su poder más de un kilo de droga. No están contemplados los delitos de terrorismo, secuestro, extorsión y violación sexual.

Facundo detalló también que el proceso dura aproximadamente 30 días desde que el interno hace su solicitud hasta que se recomienda el indulto o la conmutación. “Si un expediente es rechazado se le devuelve al interno para que pueda regularizarlo y volver a presentarlo. La calificación de expedientes es permanente”, enfatizó.

Destacó además la importancia de la participación de los delegados de los pabellones en los proceso, pues tienen contacto directo con los internos y nos permite evitar cualquier irregularidad. Asimismo, revisan y distribuyen la documentación y pueden informar si un interno reúne los requisitos pero no tiene una conducta que justifique su liberación. Finalmente, participan en la liberación del interno, sin recibir remuneración ni beneficio penitenciario alguno.

Share.

About Author

Leave A Reply

*

Labor de Comisión de Indulto permitió que 211 internos recuperen libertad

2
Trabajo realizado en los establecimientos penitenciarios de todo el país

Trabajo realizado en los establecimientos penitenciarios de todo el país

El trabajo realizado en los establecimientos penitenciarios de todo el país por la Comisión de Indulto y Derecho de Gracia por Razones Humanitarias y Conmutación de Pena del Ministerio de Justicia ha logrado que 211 internos recuperen su libertad en lo que va del año, informó su presidente Miguel Facundo Chinguel.

“Este resultado ha sido posible gracias a la decisión de la ministra de Justicia, Rosario Fernández, quien dispuso que la Comisión trabaje de manera permanente en los penales, analizando cada caso directamente con el interno, eliminando las trabas burocráticas y la corrupción. Al ser el trámite directo y gratuito, hacemos realidad el lema de la ministra: cero costo, cero corrupción”, explicó.

Penal de Lurigancho: De 4,000 expedientes analizados 1,500 fueron calificados en todo el país.

Penal de Lurigancho: De 4,000 expedientes analizados 1,500 fueron calificados en todo el país.

Facundo explicó que en lo que va del año, se han elaborado aproximadamente 4,000 expedientes, que han sido analizados “uno a uno” por la ministra Fernández, de los cuales 1,500 han sido calificados y, a su vez, 211 de ellos obtuvieron la gracia presidencial. De ellos, 46 corresponden a indultos por razones humanitarias y 165 por conmutaciones de pena.

El presidente de la Comisión anunció que la meta para fin de año es lograr que los 1,500 expedientes calificados puedan derivar en la liberación de aquellos internos que presentaron su solicitud. Asimismo, resaltó que el éxito es notorio debido a que durante el año 2007, sólo 28 internos lograron su libertad a través de las gracias presidenciales.

EN EL LUGAR DE LOS HECHOS
Facundo explicó que por disposición de la ministra de Justicia, la Comisión trabaja en el Establecimiento Penitenciario de Lurigancho, pues cuenta con la mayor población penal del país. “Para nosotros no hay feriado, trabajamos de lunes a sábado de 8 a 6 de la tarde y nuestro almuerzo es preparado aquí mismo para no perder tiempo”, reveló.

La labor de la Comisión que preside -instalada el 3 de enero pasado- se realiza a nivel nacional, el mismo trabajo que cumplen a diario en Lurigancho se efectúa una vez por semana en los otros penales de Lima y Callao y una vez al mes en el interior del país.

La Comisión es integrada por cinco comisionados, cinco promotores y 15 asistentes, entre practicantes y secigristas. Fue creada durante el primer gobierno del presidente Alan García, en cuyo periodo se concedió gracias presidenciales a aproximadamente 5,000 internos; durante el régimen de Alberto Fujimori, la recuperaron unos 400 internos y durante el mandato de Alejandro Toledo, se concedió a 186 internos.

Comisión de Indulto:Trato directo han humanizado el proceso y eliminado la corrupción

Comisión de Indulto:Trato directo han humanizado el proceso y eliminado la corrupción

PASO A PASO
Por su parte, el coordinador de la Comisión en el penal de Lurigancho, Manuel Carrera explicó que un proceso de indulto o conmutación de pena se inicia convocando a los internos en sus mismos pabellones y, tras la presentación de la copia certificada de su sentencia, se analiza personalmente su caso.

“El 6 de agosto, el presidente García firmó 165 indultos, de los cuales, 65 correspondían a Lurigancho. Sin embargo, esto no es suficiente para nosotros, por eso seguimos trabajando con más ahínco, con el apoyo de su director y la Oficina de Tratamiento Penitenciario, que nos remite con rapidez los documentos que requieren los internos. Además, el trato directo con ellos hace más humano al proceso”, señaló.

Luego, se realiza la precalificación y se envía un oficio al penal para que remita los certificados de conducta y no fuga, además de la información social y sociológica. Una vez completado el expediente, pasa a la Comisión para su aprobación.

Dentro de los parámetros establecidos para estos procesos, se ha establecido que los internos primarios deben haber cumplido un tercio de su sentencia y los reincidentes la mitad. La prioridad para el inicio del proceso es favorecer a quienes tienen mayor tiempo de reclusión.

La mayoría de beneficiados cumple condena por delitos de hurto, robo simple y tráfico ilícito de drogas cuando el sentenciado no tenía en su poder más de un kilo de droga. No están contemplados los delitos de terrorismo, secuestro, extorsión y violación sexual.

Facundo detalló también que el proceso dura aproximadamente 30 días desde que el interno hace su solicitud hasta que se recomienda el indulto o la conmutación. “Si un expediente es rechazado se le devuelve al interno para que pueda regularizarlo y volver a presentarlo. La calificación de expedientes es permanente”, enfatizó.

Destacó además la importancia de la participación de los delegados de los pabellones en los proceso, pues tienen contacto directo con los internos y nos permite evitar cualquier irregularidad. Asimismo, revisan y distribuyen la documentación y pueden informar si un interno reúne los requisitos pero no tiene una conducta que justifique su liberación. Finalmente, participan en la liberación del interno, sin recibir remuneración ni beneficio penitenciario alguno.

Share.

About Author

Leave A Reply