CLIC MAS INFO

¡nuestros santos aparecen en ropa interior!

Exposición “La migración de los santos”,
Exposición “La migración de los santos”,

El domingo, además de ser el día del Señor, es un día de descanso, un día de familia. Así creo que lo entendemos la mayoría de los peruanos. Sin embargo, el maligno y sus secuaces no descansan.La noche del último domingo, recibí la llamada de un amigo. Me preguntó si había visto el artículo principal de la revista El Dominical, que publica el diario El Comercio. Le dije que no. Entonces, pasó a describirme lo inimaginable.

 Inmediatamente ingresé a la página web del propio diario para tomar conocimiento de la materia por entero (http://www.elcomercio.com.pe/edicionimpresa/Html/2008-10-12/intimidad-santos.html).

Al comienzo quedé estupefacto, después, indignado. Ante todo, indignado como católico, pero también indignado como peruano.

Al día siguiente, concurrí al rezo del santo rosario que tiene lugar los días 13 de cada mes en el local de la campaña de Fátima, como lo hacemos hace más de veinte años. Después del rosario conversamos con los presentes sobre lo ocurrido. La misma reacción: primero quedaron estupefactos, después en una indignación creciente.

Estoy seguro que su reacción, amigo lector/lectora, no va a ser diferente.

Se trata de la exposición «La migración de los santos», de Cristina Planas, que se inaugura hoy en Vértice Galería de Arte (Ernesto Plascencia 350, San Isidro) y que pretende llegar hasta el día 8 de noviembre.

Las fotografías y el artículo lúdico de Carlo Trivelli, publicado en El Dominical, que se titula Esculturas religiosas en San Isidro – Intimidad de los santos, son más explícitas: «Planas ha creado cuatro imágenes (esculturas en resina, de tamaño natural) en las que nos ofrece su visión de nuestras cuatro imágenes más santas: las del Señor de los Milagros, Santa Rosa de Lima, San Martín de Porres y Sarita Colonia».

Además del carácter frívolo y grotesco de la muestra, salta la nota chocante y blasfema: ¡nuestros santos aparecen en ropa interior!

Santa Rosa de Lima, la primera flor de santidad en América, Patrona del Nuevo Continente y de las Filipinas, que sobresalió en esta vida por su pureza virginal, ¡aparece retratada prácticamente como una mujer perdida!

San Martín de Porres, el extraordinario santo de las cosas extraordinarias, quien se caracterizó por una humildad heroica y sublime, ¡aparece vilmente deshonrado y deformado!

Esto no es sólo una agresión contra nuestra religiosidad, es una completa distorsión de la realidad histórica, es un insulto a los peruanos más conocidos y venerados en el mundo entero, es una injuria a la nación peruana.

¡Sobre todo es una ofensa a Dios!

 

Tomado de  fatima.org.pe