CLIC MAS INFO

Malos funcionarios de Chilca lucraron con el Bono 600

El programa periodístico Cuarto Poder denunció anoche que los integrantes del comité que distribuyó las constancias de damnificados por el terremoto fueron los primeros en asegurarse el subsidio entregado por el Estado.
Lo que dejó el terremoto del 15 agosto 2007
Lo que dejó el terremoto del 15 agosto 2007

Gracias a este subsidio, sus allegados han podido levantar o mejorar sus casas, que no sufrieron daños. El Banco de Materiales responsabiliza al municipio, mientras que alcalde acusa a Defensa Civil.

Al descubierto quedaron varios malos funcionarios en la localidad de Chilca, que aprovecharon la entrega del Bono 6,000 -dirigido a los damnificados del terremoto del 15 de agosto de 2007- para beneficiar a sus respectivos familiares y allegados cuando sus casas apenas sufrieron algunas rajaduras por el sismo y, en otros casos, para construir nuevas viviendas.

El programa periodístico Cuarto Poder denunció anoche que los integrantes del comité que distribuyó las constancias de damnificados por el terremoto fueron los primeros en asegurarse el subsidio entregado por el Estado. Uno de ellos fue José Rodríguez La Rosa, presidente de este grupo, quien benefició a su esposa María Jesús Ruiz Díaz con el bono 6000, dinero que invirtió en la construcción del segundo piso de su vivienda que no sufrió daños importantes.

«(Mi casa) sufrió daños, pequeñas rajaduras, pero la he deshabitado porque de alguna manera había que arreglarla (…) pareciera que yo he optado por beneficiar a todos mis allegados, pero la mitad de Chilca tal vez sea mi familia (…) yo no dejo de ser una persona que ha sufrido daños», alegó Rodríguez, a quien no le bastó con beneficiar a su cónyuge, sino también a su suegro Evaristo Ruiz, a su hermano José Alejandro Rodríguez La Rosa, a su cuñada Rosa Ayala, y hasta al esposo e hija de Doris Ruiz, empleada de su botica. Esta última usó el bono para levantar el segundo piso de su casa.

Similar es el caso de Juana Núñez Ramos, la secretaria personal del alcalde de Chilca, Pablo Nalda. Su padre, Timoteo Núñez, recibió el subsidio del Estado, así como sus hermanos Vicente Alberto y José Antonio, quienes han logrado construir un flamante inmueble sobre su terreno antes baldío.

Según el gerente técnico del Banco de Materiales, Víctor Raúl Espinoza, dicha institución no califica quién es o no damnificado, sino el municipio. Sin embargo, el alcalde de Chilca, Pablo Nalda, aseguró que es Defensa Civil la que debe responder por las irregularidades detectadas.

Fuente: Perú 21