CLIC MAS INFO

Fútbol peruano, de la frustración a la esperanza

Una de las frustraciones más grandes que nos pesa a los peruanos tiene que ver con el fútbol. Llegamos tres veces a la competencia mundial (1970, 1978 y 1982), además sólo llegamos, no obtuvimos mayor gloria que quedar eliminados..
Estadio Garcilazo del Cusco
Estadio Garcilazo del Cusco

Una de las frustraciones más grandes que nos pesa a los peruanos tiene que ver con el fútbol. Llegamos tres veces a la competencia mundial (1970, 1978 y 1982), además sólo llegamos, no obtuvimos mayor gloria que quedar eliminados en cuartos de final en las dos primeras oportunidades. Aquellos fueron los mejores tiempos de nuestro futbol que aún recordamos con cariño, en realidad, los (aún) jóvenes no precisamente recordamos sino degustamos el sabor de aquella época gloriosa porque así nos contaron y todavía nos cuentan los mayores.

Eso sí, hemos sido campeones de la Copa América en dos oportunidades (1939 y 1975). Sub campeones de la Copa Libertadores de América, también en dos oportunidades (1972 y 1997); el primero con Universitario de Deportes que no pudo con Independiente de Argentina, y en el segundo caso con Sporting Cristal que tampoco pudo con Cruzeiro de Brasil.

Pero el orgasmo para los fanáticos del futbol peruano llegó en el año 2003, cuando un club provinciano se coronó campeón de la Copa Nissan Sudamericana; ese fue Cienciano de Cusco, que derrotó por 1 – 0 a River Plate de Argentina en el estadio de la universidad San Agustín de Arequipa. El éxtasis se repitió en setiembre del 2004 cuando Cienciano (esta vez) se consagró campeón de la Recopa, al derrotar en penales a Boca Juniors de Argentina, entonces campeón de la Copa Libertadores de América.

El último 16 de setiembre, otro club provinciano ha encendido la llama de la esperanza para el futbol peruano. Sport Ancash le ha dado paliza a Ñublense de Chile al derrotarle con un humillante 4 – 0, algo que el otro club capitalino, además grande (Universitario), con jugadores de primer nivel del campeonato nacional, no pudo, al caer vencido ante el Deportivo Quito de Ecuador.

Si hay algo que tenemos que valorar de los clubes de provincias, es que su mérito radica en garra y coraje, porque no tienen las mismas posibilidades económicas de los grandes clubes capitalinos para contratar a los mejores futbolistas del campeonato nacional, ni entrenadores mejores calificados.

Cienciano lo hizo con jugadores que en su momento llamaron reciclados y viejos. Hoy Sport Ancash tiene mucho parecido, tiene como estrella a un Carlos Kukin Flores que ya no tenía lugar en los clubes llamados grandes en el Perú. Los jugadores de Sport Ancash hace dos meses que no cobran sueldo, porque al igual que otros equipos provincianos, el club agoniza económicamente. Si bien en sus camisetas luce el nombre de la gran minera Antamina, la minera no parece estar dando un apoyo contundente.

El próximo 24 de septiembre Sport Ancash enfrentará en el estadio Wanka de la ciudad Incontrastable (Huancayo) a Palmeiras de Brasil que acaba de derrotar a Vasco de Gama por 3 – 0, y el 1 de octubre será el partido de vuelta en Sao Paulo Brasil. La potencia del futbol carioca no será fácil de ganar pero tampoco imposible. Con coraje visto en su último encuentro en esta competencia, Sport Ancash podría ser otro equipo provinciano que nos otorgue alegrías aparte.

Ya que la confianza en los clubes (» «) grandes no tenemos, como que, en este Ancash algo nos dice que debemos tenerla, no sólo porque la estrategia de jugar en altura parece funcionar sino porque hay coraje en estos muchachos. Si el lunes pasado no hubo suficiente concurrencia en el estadio, acaso porque era Ancash en Huancayo, por una cuestión de patriotismo, este 24 el estadio Wanka debe reventar. Será fundamental la participación del jugador número 12 (el público) para ganar a los brasileros por una buena ventaja que asegure el triunfo aún así se pierda en Brasil.

http://betoblas.blogspot.com