Declaran Patrimonio Cultural de la Nación a la danza “Los Unkakus” de Puno

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

El Ministerio de Cultura declaró Patrimonio Cultural de la Nación a la danza Los Unkakus, de las comunidades campesinas de Pacaje, Tantamaco-Ninahuisa y Ccatacancha, del distrito de Macusani, provincia de Carabaya, departamento de Puno, por ser una manifestación cultural que refleja la estrecha relación de la población con su historia y cultura local a través de narraciones orales.

Mediante una Resolución Viceministerial, publicada hoy en el Diario Oficial El Peruano, se establece que esta danza ancestral permite a los danzantes y a la comunidad reforzar y reproducir los lazos de identidad, por ser muestra de la unión permanente e inherente entre los seres humanos y la naturaleza, lo cual se refleja en el respeto del medio ambiente necesario para el desarrollo productivo local.

Existen múltiples versiones sobre el origen del término “unkaku” que da nombre a la danza. Unkaku sería un derivado del quechua unku, el que hace referencia a la prenda parecida a una túnica hecha de fibra de alpaca o de vicuña usada por los hombres que habitaron los Andes del Perú.

Asimismo, podría provenir del término “unkachuq”, denominación utilizada aún por los ancianos de las comunidades, donde “unka” significaría túnica o atuendo y “uq” o “chuq” que haría referencia a un tipo de encantamiento, lo que se traduce localmente como guerreros con trajes encantados.

Es así que, según la tradición oral local, el término “unkaku” se usa para llamar a personas antiguas y sabias, quienes según mitos locales, están dotadas de magia y son capaces de transformarse en animales tales como el puma, el cóndor o el águila, considerados sagrados dentro de la cosmovisión andina. De esta manera, la variedad de versiones del término “unkaku”, evidencia que es un concepto que engloba diversos aspectos de la cultura local, lo que contribuye en la constitución de la identidad del distrito de Macusani.

Según información oral recopilada en el expediente, los “unkakus” habrían tenido la misión de proteger los valles interandinos aledaños de los andes orientales de Puno, de invasiones de grupos que no integraban el dominio inca. Por ello, los “unkakus”, según consta en la tradición oral y algunos escritos, eran considerados vasallos o soldados del inca.

Además de guerreros, los unkakus fueron conocedores del Qhapaq Ñan, el sistema de caminos que sirvió para vincular los pueblos y ciudades más importantes del Tawantinsuyu.

Aquellos caminos, distribuidos también a lo largo de la actual provincia de Carabaya, evidenciarían los lazos de interacción social, económica y cultural entre los pobladores de la puna, ceja de selva y selva.

Este rol de protectores y guardianes atribuido a los “unkakus” es generalmente mencionado en la tradición oral y se evidencia en las actitudes beligerantes durante la ejecución del ritual que realizan los danzantes antes de la primera ejecución de la danza así como en la danza misma.

Actualmente, la danza Los Unkakus es ejecutada por los pobladores de las comunidades campesinas de Pacaje, Tantamaco-Ninahuisa y Ccatacancha, todas ellas ubicadas en el distrito de Macusani. Esta danza se realiza el 20 de enero, día central de la celebración de San Sebastián, santo que se relaciona con la benevolencia a la actividad agrícola, por lo cual es venerado en diversas localidades del territorio nacional; pero sobre todo se ejecuta durante la época de carnavales.

La comparsa de “Los unkakus” está compuesta por 30 varones aproximadamente y presenta cinco personajes: el jefe de danzantes denominado paña machula, que se ubica a la derecha de la comparsa y es el guía principal debido a que tiene mayor experiencia; el subjefe llamado lloque machula que se ubica a la izquierda; el jefe de los quellwas o capitán quellwa, jefe de los abanderados; el teniente o sayac quellwa, quien transporta la bandera blanca y anuncia la paz; el sargento quellwa, quien lleva la bandera peruana.

Los unkakus están acompañados de músicos, quienes están liderados por el jefe y director de la danza denominado “Paña órgano”; también se presenta el subjefe o subdirector llamado “lloque órgano”, el tambor de la derecha paña tambor y la izquierda lloque tambor. Hay alrededor de 10 músicos que tocan tambores y pinquillos, instrumentos de percusión y de viento, respectivamente.

Los danzantes portan prendas cuya materia prima es la fibra de alpaca o la lana de oveja, las cuales son tejidas por los propios miembros de las comunidades. Esta característica es importante ya que destaca la actividad ganadera de las localidades, así como la labor de la transformación de la lana, actividades que representan la continuidad de conocimientos y saberes ancestrales de estas poblaciones, así como la división social de trabajo.

 

. CLIC PARA ESCUCHAR
Share.

About Author

Comments Closed

Comments are closed.

.